martes, 8 de mayo de 2012

TITAN DESERT (round 1)

Como mucho me temía no puede hacer los post previos a la Titan Desert, donde quería explicar todo lo referente a material, recorrido, la tremenda logística, sensaciones que tenía, todo debido a que dejo todo para última hora (mamá deja de mover la cabeza….sé que soy un desastre).
Pues en estos post que haré ahora sobre la Titan, intentaré explicar un poco todo, las etapas, la vida en el campamento, el ritual de la mañana, los pedazos de cracks que he conocido.

equipo GAES
La sensación de los días previos era bastante rara. No sabía si iba bien  preparado, qué me iba a encontrar, si mis compañeros estaban mas fuertes que yo, si me olvidaba algo, si iba a ser muy técnica, el pánico a tener una caída fuerte y que toda la temporada se fuese a la mierda… todo esto hacía que las últimas horas pensase en más de una ocasión, porqué cojones me había apuntado, si yo estaba muy agusto.
Pues bien, tenía ya todo mas o menos preparado, las últimas compras, que parecía que nunca se iban a acabar, la logística y todo la preparación del material que teníamos que llevar, que ha sido tremendo. Sólo me faltaba meter las cosas en la maleta, y como lo tenía mas o menos controlado decidí irme a tomar algo e incluso con la intención de salir a correr (ya que me agobia bastante no poder entrenar por tener que hacer otras cosas). Llegue a casa y cuando fui a buscar mi pasaporte, SORPRESA!!!!, no lo encentro (mamá deja de mover la cabeza)….ahí fue la primera vez que me puse nervioso de verdad. Decidí ir al aeropuerto para sacármelo antes de ir (gracias Buco por llevarme, eres un grande). Llegué a casa a la 1 sin cenar y todavía me quedaban cosas por hacer, en fin un desastre. Solo pude descansar 1 hora.

Cuando llegamos al aeropuerto, sentí mucho miedo por primera vez, la gente estaba finísima, pedazo de pros que había. No sabía como me iría,  ni como respondería mi cuerpo ante tanta tralla que nos íbamos a meter, pero veía que la gente estaba muy muy preparada, como luego así se demostró.
Pues bien, al llegar Er-Raichidia, qué mejor recibimiento que una tormenta de arena, para ambientarnos. He de decir que ese día fue para mi el peor, estaba cagado, creo que si me hubiesen dado la opción de volver, hubiese vuelto sin pensarlo. Recogida del dorsal, nos encontramos con gente del equipo, charlamos un poco, preparamos la bici… veía que la gente estaba disfrutando, sin embargo, yo estaba cagado. Pues qué mejor que para calmar los nervios, que salir a correr un rato, ya que iba a tener bastante bicicleta en los próximos días.
Un resumen del primer día, se puede decir, que estaba completamente aterrorizado ante lo que se me avecinaba.

1ª etapa... dunas, no somos Milton
Nos despertamos y como novatos que éramos, hicimos todo el ritual de la mañana, rápido y corriendo, a mi esto me vino bien, ya que hizo que no pensase mucho en lo que se nos venía enciama. Todos debajo del arco y comienza!!!! Buffff que salida, qué nervios, me quedo de los últimos y me acojono vivo, pierdo a mis compañeros, no domino la bici, me caigo... una tensión muy grande intentado hacer las dunas junto con el equipo Corporate 10. En fin una locura. Después de 5 km de dunas, me relajo y empezamos a rodar juntos, me doy cuenta que el recorrido no es muy exigente, solo se necesita potencia, potencia y mas potencia. Súper rodador, asique no creo que tenga problemas y si las 29´me sacan mucho, siempre queda el viejo truco de “chupar rueda”. Poco a poco se fueron pasando los nervios y empecé a disfrutar.
He de decir que esta primera etapa, junto con la última fue la más dura, para mi, la que mas larga se me hizo.
No voy a hacer un en este primer post un resumen de las etapas, solo decir, que me encontré muy cómodo rodando, que no era nada técnica y que si vuelvo el año que viene, sí o sí iré con una 29´doble. También  que fue una pena que uno de mis compañeros no se encontrase al 100%, pero que lección de superación y sufrimiento nos ha dado, de lo contrario estoy casi seguro que podíamos haber estado rozando el pódium en la categoría corporate.


llegada 5ª etapa

El recorrido fue durísimo, las últimas etapas con viento de cara siempre, muy exigente, muchos bancos de arena que hacían que no pudiésemos coger un buen ritmo, y qué decir del dolor de los brazos y de los pulgares, que todavía los tengo dormidos, por culpa de las piedras…. Vamos que esto no es el camino de Santiago ni un paseo por Colserolla, por eso, para futuros titanes, venir con buen fondo, que si no se sufre mucho…
Pues bien, con el transcurso de los días, vi que me encontraba bien, y que si no me pasaba nada raro, la iba a terminar, por lo que he de decir, que al final se me ha hecho menos dura de lo que me imaginaba en un principio, pero aún así sobre la bici, se sufre siempre.
Poco a poco fuimos quemando kilómetros y etapas hasta convertirnos en FINISHERS!!!!
Enhorabuena a todos los que lo hemos conseguido, y que decir que TITANES somos todos los que el día 28 nos subimos al avión rumbo al desierto!!!!

Terminar dando las gracias a todos por el apoyo recibido, que ha sido mucho y a todos aquellos que me han ayudado mucho a superar esta dura prueba (no ennumero que me dejaría muchos). MUCHAS GRACIAS   a todos!!!