miércoles, 8 de febrero de 2012

VALE YA DE TRAMPOSOS

En los últimos años España ha sido una de las mayores potencias mundiales a nivel deportivo y a nivel de DOPING, gran lacra del deporte español.
Esta semana he recibido con muchísima satisfacción la noticia de que Alberto Contador ha sido sancionado por 2 años, por dar positivo en el Tour del 2010, que a la postre ganó. Me siento muy orgulloso cuando España gana el mundial, de Nadal y Gasol, de triatletas como Noya, Raña o  Clemente Alonso, pero me da mucha vergüenza los casos de doping y sobre todo intentar justificar lo injustificable. Parece ser que en España se defiende por encima de todo a los tramposos y se ensalzan sus gestas, ¿acaso no fue recibido como un héroe Heras en Béjar tras dar positivo?, ¿acaso no se quería otorgar  el Premio Príncipe de Asturias a Guardiola (autoproclamado garante del juego limpio)?, sin olvidar casos como Aitor González, Iban Mayo, Casero, Paquillo Fernández, Julio Rey, David Meca etc… y sin obviar trágicos casos como el Chava Jimenez o Pantani (que es italiano, lo sé!!)
Tampoco me gusta las alegaciones de que es porque Francia nos tienen envidia, o sandeces por el estilo, ¿acaso Rassmusen, Froyd Landis o el megaperseguido Armstromg eran españoles?
Igual que cuando el deporte español gana, estamos que no cabemos de gozo, cuando ocurren situaciones como estas, hay que criticarlas, perseguirlas y entre todos echar a estos tramposos del deporte.
El tema de Contador es un tema complicado, no ha podido demostrar que las sustancias dopantes que encontraron en su cuerpo no fueron tomadas con el fin de mejorar el rendimiento, pero lo que si está claro es que en sus análisis encontraron esa sustancia prohibida considerada por las leyes como doping. ¿Quién se cree la milonga del chuletón? Yo personalmente NO. No entro a valorar que las leyes sean justas, como jurista que soy, hay muchas leyes que me parecen injustas, pero en lo que si entro a juzgar, es que si participas en una competición tienes que acatar las normas que la rigen y si tener 0.3 nano gramos está prohibido, no lo tomes, y si lo haces, consecuentemente pasas a ser un tramposo y a vulnerar la esencia del deporte.
Dicho esto me da mucha pena que la mayoría de los casas salgan en un deporte tan bonito, agónico, sufrido y espectacular como es el ciclismo.
Con este post, expongo mi parecer con respecto al doping, que estoy totalmente en contra y desacuerdo. Espero que poco a poco se vaya erradicando del deporte español A TODOS LOS NIVELES.